10 MIEDOS QUE DEBES SUPERAR PARA DAR EL PASO DEL NEGOCIO PROPIO

10 MIEDOS QUE DEBES SUPERAR PARA DAR EL PASO DEL NEGOCIO PROPIO

Cuando decides empezar tu negocio propio no puedes evitar que lleguen a ti infinidad de dudas y temores que pueden bloquearte impidiéndote dar el primer paso.
Para comenzar, debes entender que es completamente normal sentirse así. Siempre que vas a realizar algo que es importante para ti, es inevitable sentir miedo, incertidumbre y ansiedad.
Pero, emprender es un reto en el que debes superarte a ti mismo constantemente y estar dispuesto a enfrentar tus más grandes temores. No se trata de darle sin miedo; se trata de darle con todo y con los miedos que debes superar.

1. Miedo a renunciar a lo bueno

Es probable que para iniciar tu negocio debas renunciar a muchas cosas buenas: comodidad, tiempo libre, un empleo con salario fijo, etc. Para emprender tienes que salir de tu zona de confort. Siempre que por tu cabeza se pase la idea de empezar un negocio, escucharás una voz diciéndote que mejor te quedes quieto porque así estás bien y si te arriesgas podrías perder las cosas buenas que ya tienes.

2. Miedo al “qué dirán”

Emprender significa luchar por ideas y sueños que probablemente sólo nosotros mismos entendemos. En tu camino encontrarás personas expertas en criticar que incluso llegarán a burlarse de lo que estás haciendo. Te llamarán loco y te animarán a dejar de lado tus ideas para que mejor consigas un “empleo seguro con salario fijo”. ¿Estás preparado para recibir toda clase de criticas y mantener firmes tus ideales? Debes tomar las criticas constructivas para mejorar y evitar que las criticas destructivas acaben con tus ganas de luchar.

3. Miedo al compromiso

Al momento de crear tu empresa estás adquiriendo responsabilidades y obligaciones comerciales, tributarias, laborales, financieras y penales. Los grandes objetivos requieren de grandes sacrificios y de grandes compromisos. Cuanto más grandes sean tus logros, mayor será tu responsabilidad. No importa si emprendes sólo, con socios o si cuentas con colaboradores que se encarguen de llevar las cuentas y de realizar los tramites administrativos; al final tú como gestor tienes la responsabilidad de garantizar que tu negocio cumpla con las diferentes leyes empresariales.

4. Miedo a perder dinero

Este miedo es especialmente común cuando se quiere emprender por necesidad y no por oportunidad. Cuando desde el principio el dinero se convierte en una obsesión, puedes perder fácilmente el enfoque de lo que estás haciendo.
Si lo que quieres es “dinero fácil, rápido, seguro y sin invertir”, probablemente crear una empresa no sea la mejor opción para ti. Construir una empresa rentable, sostenible y escalable puede tomar años de esfuerzo, disciplina e inversión.
No existe un solo modelo de negocios en el que puedan garantizarte resultados inmediatos y seguros, entonces lo mejor es que evalúes las oportunidades que se te presenten y determines si estás dispuesto a correr el riesgo que cada negocio conlleva.

5. Miedo a fracasar

Emprenderás en el momento en que las ganas de triunfar sean más grandes que el miedo de fracasar. En nuestra cultura solemos creer que el fracaso es motivo de vergüenza y de burla, por eso preferimos “jugar a lo seguro” antes que exponer nuestra dignidad. Pero, la realidad es que la única manera de no equivocarse es no hacer nada.
El camino del emprendimiento está lleno de piedras con las que tropezarás. Antes de lograr cualquier objetivo importante, deberás caer, sacudirte, sonreír y seguir. Jamá

6. Miedo a ganar

Es curioso, pero la gran mayoría de las personas están más preparadas para perder, que para ganar. Desde el momento que inician un negocio, ya están pensando en qué van a hacer si fracasan. Emprenden diciendo cosas como: “vamos a ver cómo nos va”, “voy a tratar”, etc.
Nos enseñaron desde pequeños que la ambición es mala y que “lo que es para uno, tarde o temprano llegará”. Crecimos teniendo miedo a ganar. Crecimos creyendo que en una carrera lo importante es participar. Un emprendedor debe asumir el rol de protagonista en su vida y ser consciente de que en sus manos está construir la vida que quiere vivir.
Tener mentalidad de ganador significa siempre ir en busca del primer lugar y dar el 120% de nuestro esfuerzo para lograrlo. El éxito exige disciplina, preparación, determinación y estar dispuestos a superarnos a nosotros mismos cada día, todos los días.

7. Miedo a defraudar a los demás

Cuando somos inseguros, solemos creer que no somos lo suficientemente buenos, que nuestro producto no está listo, que si nos lanzamos al mercado terminaremos defraudando a clientes, socios, inversores, familia y amigos.
En lugar de limitarte, trabaja en ti y en tu producto para mejorar. Si esperas a estar completamente listo, jamás empezarás porque siempre sentirás que te falta algo más. Construye un producto mínimo viable e interactúa con clientes potenciales para que sean ellos mismos quienes te digan cómo mejorar tu producto y tu negocio.

8. Miedo a las relaciones profesionales

De pequeños nos enseñaron que “no se debe hablar con extraños”; pero, en los negocios tendrás que hacer a un lado esta creencia y estar dispuesto a relacionarte con otros empresarios, clientes, inversionistas, etc.
El networking s una herramienta esencial para todo emprendedor. Los negocios no tratan de dinero, sino de personas. Debes rodearte de personas mejores que tú. Algunos emprendedores son tímidos y aseguran ser mejores trabajando solos, pero sin importan cuan bueno seas, siempre podrás potenciar tus habilidades y talentos asociándote con las personas correctas.

9. Miedo de ser incompetente

Cuando estás empezando un negocio, la única competencia que debes superar es a ti mismo. Enfócate en tu producto y en tus clientes. Hace algunos años una persona me comentó que quería iniciar un negocio de hamburguesas, pero que no se atrevía porque aún no sabía cómo iba a competir contra Mc Donalds… Mc Donalds ni siquiera sabe que ella existe y ella en cambio está desesperada por competirle.
A ti no te van a comprar porque seas mejor que Mc Donalds, a ti te van a comprar por ser el mejor en lo que haces y por ofrecer algo que ni siquiera Mc Donalds puede ofrecer. No tienes que ser mejor que Mc Donalds, tienes es que ser único y ser mejor que tú mismo cada día. Ese debe ser tu enfoque.

10. Miedo a vender

Si quieres ser un emprendedor exitoso, debes aprender a vender. Debes vender tus ideas, vender la visión de tu empresa a todas las personas que trabajan contigo, vender servicios, etc.
El mundo está lleno de personas con muy buenas ideas, pero que jamás logran hacerlas realidad porque no saben cómo venderlas. Saber vender significa saber escuchar, entender a nuestros clientes, saber comunicar y enfocarnos en servir a los demás.
¡Comparte este post!Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *